VIDRIO TEMPLADO

vidrio templado

El vidrio templado es un vidrio 5 veces más resistente que el vidrio recocido resultado de someter al vidrio flotado a un tratamiento térmico controlado. Con este proceso, el vidrio es expuesto a un calentamiento hasta unos 700 oC para después ser enfriado bruscamente, consiguiendo así que el producto base adquiera una mayor resistencia a los esfuerzos de origen mecánico y térmico.

 

Al templar el vidrio logramos que la resistencia al choque térmico aumente, siendo esta de aproximadamente unos 250°C. Además, en caso de rotura por impacto el vidrio templado se fragmenta en pequeños trozos no cortantes. Todo ello da como resultado un vidrio de seguridad, con altas prestaciones tanto mecánicas como térmicas sin modificar las características ópticas y estéticas.

Aplicaciones

La aplicación del vidrio templado es imprescindible en fachadas y muros cortina con vidrios de control solar de alta absorción energética, mobiliario urbano, pistas deportivas, puertas, mamparas, escaleras, etc.