GLOSARIO

Rotura por choque térmico

El concepto de colapso térmico o choque térmico se refiere a la rotura de los materiales al sufrir un cambio drástico de temperatura. Sucede cuando un material sólido se quiebra al someterse a un brusco aumento o descenso de la temperatura. Los de vidrios son vulnerables a este efecto debido a su bajo nivel de tenacidad, a su baja conductividad térmica y a su alto coeficiente de expansión térmica. La variación de temperatura causa que diferentes partes de un objeto se expandan más que otras, haciendo que la tensión del objeto no sea lo suficientemente fuerte y entonces se quiebra.

Condensación

Se denomina condensación al cambio de estado de la materia que se encuentra en forma gaseosa a forma líquida.
El proceso de condensación suele tener lugar cuando el aire es enfriado hasta su punto de rocío, por ejemplo al entrar en contacto con una superficie fría como puede ser el marco de una ventana o un sistema de acristalamiento sin cámara.
La utilización de marcos con rotura de puente térmico y los sistemas de acristalamiento multicapas con cámara, evitan la condensación controlando la aparición de humedades.

Aislamiento Acústico

El aislamiento acústico se refiere al conjunto de materiales, técnicas y tecnologías desarrolladas para aislar o atenuar el nivel sonoro en un determinado espacio.

Al colocar un vidrio acústico, tratamos de aislar el espacio del ruido exterior, por lo que en la definición del aislamiento deberán tenerse en cuenta los factores externos. Presentamos una serie de datos para ayudar en esta definición:

  • Consideramos 0dB como umbral de la audibilidad y 120dB como umbral del dolor
  • Al medirse en dB (escala logarítmica), debemos tener en cuenta que un aumento de 3dB equivale a multiplicar x2 el ruido
  • 20dB son prácticamente imperceptibles, 40dB una conversación susurrada, pero 80dB es ya un ruido muy molesto y 160dB podrían afectar seriamente a nuestro oído

La atenuación acústica se mide en decibelios (dB) y varía según el tipo de sonido ( ruido rosa o tráfico). Existen diversos factores básicos que intervienen en la consecución de un buen aislamiento acústico:

Rigidez del material. A mayor rigidez, mayor atenuación. En el caso de los vidrios, al tener todos aproximadamente la misma rigidez, la atenuación no varía de unos a otros.

Masa. A mayor espesor, mayor atenuación. Es un factor fundamental especialmente en bajas frecuencias (ruido tráfico). Por tanto, sin espesor de vidrio, no hay atenuación importante.

 

A más espesor, mayor atenuación. Colocar preferiblemente vidrios más gruesos, sin olvidar su peso (2.5Kg por metro cuadrado y milímetro de espesor).

    • A igual espesor, un vidrio laminado atenúa más que un vidrio float, debido a la amortiguación que introduce el intercalario (PVB). Esta atenuación se incrementa si el intercalario es un PVB acústico, debido a su mayor amortiguación.
    • En un doble acristalamiento, ambos vidrios deben tener diferente espesor para evitar la coincidencia de las frecuencias críticas, que crean una caída importante de la atenuación.
    • El espesor de la cámara del doble acristalamiento, no tiene relevancia práctica en la atenuación acústica.
    • Todas las directrices anteriores no servirán para nada, si no se cuidan los cerramientos. Deben ser totalmente estancos, ya que cualquier pequeña abertura supone un coladero para el ruido.

Aislamiento térmico

Aislamiento térmico es la capacidad de los materiales para oponerse al paso del calor por conducción a través de ellos. Se evalúa por la resistencia térmica que tienen. La medida de la resistencia térmica o, lo que es lo mismo, de la capacidad de aislar térmicamente, se expresa, en el Sistema Internacional de Unidades (SI) en m².K/W (metro cuadrado y kelvin por vatio).

Se considera material aislante térmico cuando su coeficiente de conductividad térmica: λ es inferior a λ<0,10 W/m2K medido a 20 °C (obligatorio) o, en el antiguo Sistema Técnico, 0,085 kcal / m2.°C

Valor-U

La transmitancia térmica (valor-U) indica el aislamiento térmico de los materiales:

      • Técnicamente se refiere a la medida del calor que fluye por unidad de tiempo y superficie por cada ºC o K de temperatura entre los dos ambientes que éste separa. Se mide en unidades W/m2K o W/m2ºC.
      • Cuanto menor sea el valor-U menor será el paso de energía entre ambas caras y por tanto mejor la capacidad aislante del elemento constructivo.
      • Vidrio simple (monolítico): Valor-U aproximado de 6 W/m2°C
      • Doble acristalamiento(U.V.A): Valores-U por debajo de 3 W/m2°C
      • Doble acristalamiento con capa bajo emisiva (Low-E) o selectiva:Pueden alcanzarse valores-U cercanos a 1 W/m2°C

Emisividad (E)

Es la cantidad de energía que se transmite al exterior tras recibir una radiación incidente del interior.

Los vidrios de baja emisividad suelen tener un aspecto neutro y están diseñados para reducir al mínimo la pérdida de calor del interior del edificio a través del acristalamiento. Las capas depositadas sobre el vidrio retienen la energía infrarroja de onda larga con lo que se reduce el valor U.

Los factores de emisividad van de 0,0 (0%) hasta 1,0 (100%). Cuanto mas baja es la emisividad mejor refleja la energía calorífica.

Selectividad

Relación entre la transmisión luminosa y el factor solar.

Control Solar

Los vidrios de control solar dejan pasar solo una parte de la radiación energética solar y permiten el paso de la luz.

Factor Solar (g)

El factor solar de una pared acristalada es el porcentaje de energía que entra en el local en relación con la energía solar incidente.

Es igual al flujo transmitido incrementado del flujo remitido hacia el interior del local. Cuanto mas bajo sea el factor solar, menores serán las aportaciones solares.

Reflexión Luminosa (RL)

Es la cantidad de energía en la banda de luz visible que es rechazada directamente al exterior por el acristalamiento sin ser absorbida.

Transmisión Luminosa (TL)

Es la cantidad de energía en la banda de luz visible que traspasa el acristalamiento. Puede entenderse como transparencia.